El parto es nuestro
Preparación al embarazo
embarazo
el parto es nuestro, parto natural, parto en casa
guillem hernàndez garcia
consulta en obstetricia y ginecología

guillem hernàndez garcia

Médico especialista en:

  • Obstetricia
  • Ginecología
  • Psicología clínica
  • Control médico del embarazo normal y patológico
  • Gestaciones de riesgo (cesáreas anteriores, nalgas, gemelares, etc.)
  • Preparación para la gestación, parto y puerperio
  • Asistencia al parto natural consciente en Clínica con Comadrona
  • Asistencia al parto domiciliario
  • Asistencia al parto en el agua
  • Apoyo a la lactancia materna
  • Asistencia integral a la mujer para el mantenimiento y promoción de la salud, higiene, prevención de enfermedades, tratamiento médico y quirúrgico de las patologías y alteraciones orgánicas, funcionales y psicológicas; tanto obstétricas (embarazo, parto y puerperio) como ginecológicas (útero, ovarios, mamas, endocrinología y sexualidad).
  • Contracepción
  • Estudio de la Esterilidad e Infertilidad
  • Sexualidad, disfunciones sexuales, enfermedades de transmisión sexual
  • Menopausia y sus trastornos
  • Mama (fisiología y patología)
  • Cirugía obstétrica y ginecológica
  • Orientación psicológica; psicoterapia individual; psicoterapia de pareja (madre-lactante)
  • Urgencias 24 horas

Consulta en Barcelona:

Rambla Catalunya, 85  1º 1ª

Martes y Viernes

de 9:30 a 14:00 a horas concertadas

Tel. 69 69 222 87 (agenda de visitas)
y urgencias (24 horas)

El parto es nuestro, el parto es vuestro, el parto es de todos

La mayoría de mujeres gestantes son mujeres sanas. El embarazo no es ninguna enfermedad mientras no aparezcan factores de riesgo que tienen que evaluarse constantemente. El parto de bajo-medio riesgo no tiene porque ser necesariamente un acto médico-quirúrgico a menos que surjan problemas no previstos. Es importante contemplar los aspectos psicológicos y afectivos que acompañan a la reproducción humana, para que el recuerdo de la gestación, el parto y el puerperio, sea lo más agradable posible, ya que se trata de un acontecimiento muy especial para la vida de toda mujer.

Muchas mujeres deseas ser ellas mismas las verdaderas protagonistas del proceso reproductivo y vivirlo en primera persona, y en vez de tener una actitud pasiva, prefieren vivir esa experiencia de una manera activa, empleando los recursos estrictamente necesarios y sólo cuando están indicados. Esta actitud evita posibles problemas, porque respeta la evolución natural lo más posible y los tiempos fisiológicos del embarazo y del parto. Acompañar a la mujer en todo momento con una mínima manipulación, de una forma no directiva, con personal sensible, intentando solucionar los problemas de la mejor manera cuando aparezcan, ayuda a que tenga el mayor grado de comodidad y satisfacción posible. Todo ello sin minusvalorar en ningún momento los aspectos sobre seguridad maternofilial.

La protagonista esencial del parto es la mujer y nadie puede arrebatarle ese papel. En segundo lugar está el bebé. Y el resto está para acompañar y ayudar a realizar lo mejor posible este importante acto en la vida de cualquier madre. Si además está rodeada por las personas de su confianza que representan algo en su historia, la satisfacción es mayor.

Bebé

Doula: Son personas de apoyo, mujeres que acompañan física y emocionalmente, tanto a la mujer como a la pareja, durante el parto y la lactancia.

Comadrona: Un elemento muy importante en el parto, la cual está legalmente habilitada para asistir embarazos y partos normales, y detectar posibles anomalías que requieran otro nivel de cuidados.

Complementa la asistencia al parto ya sea normal o patológico, tanto desde el punto de vista profesional como humano.

Es importante conocer previamente a la comadrona que va a asistir al parto, pues establece una complicidad mutua, para que tenga en cuenta las expectativas de la mujer y sintonice con ella. También es bueno conocer antes el lugar del parto (habitación, sala de partos, sitio de la clínica, parking, documentos a llevar, ropa, etc.) y de esta manera el día del parto todo es más familiar y relajado.